Instituto Dermatologico

Efluvio: otra forma de pérdida de cabello

El efluvio es una condición que ocurre cuando la pérdida de cabello ocurre intensamente en alguna etapa del ciclo capilar. Existen 2 tipos de efluvio. El Efluvio anágeno y el efluvio telógeno. El efluvio anágeno ocurre cuando el cabello se cae inmediatamente después de algún factor desencadenante. En general, quienes padecen esta afección son pacientes sometidos a radiación o quimioterapia. Además, existen otros factores que desencadenan el efluvio anágeno, como la inflamación y las infecciones sistémicas, medicamentos específicos y productos químicos para el cabello. El efluvio telógeno, por otro lado, promueve la caída intensa del cabello que se encuentra en la fase telógena (reposo). Algunas de sus causas más comunes son: posparto, medicamentos de reemplazo hormonal, traumas físicos o emocionales, postoperatorio, enfermedades de la tiroides y / o deficiencias nutricionales.

En general, la pérdida de cabello en el efluvio telógeno ocurre aproximadamente 3 meses después del factor desencadenante. El tratamiento consiste, primero, en el diagnóstico de la causa y su corrección. Por lo tanto, cuando se detectan deficiencias en la dieta o cambios emocionales, es esencial tratar el problema para que el cabello vuelva a cumplir el ciclo capilar normalmente. Además, el dermatólogo puede indicar algunas terapias capilares y medicamentos específicos, con el objetivo de controlar el proceso y estimular el crecimiento de cabello nuevo.

 

Llámenos

Necesitas Ayuda, Hablemos